La Llegada a Londres: La Despedida

La Llegada a Londres La Despedida

Desde el momento en el que decides emigrar, sabes que ello va a suponer dos cosas: empezar una nueva aventura en tu vida, y enfrentarte a una despedida.

Dependerá del tiempo que decidas estar fuera, puede que mucho, poco, o directamente, no sepas si volverás algún día de forma definitiva, estas etapas puedes ser más o menos duras.

En posts anteriores te hablamos de los aspectos psicológicos positivos que supone la emigración, y en el de hoy, nos vamos a centrar en ese momento de la despedida, ese momento que sabemos que va a llegar, pero del que no somos verdaderamente conscientes hasta que estamos a punto de tomar el avión.

No todo el mundo supera este hecho de la misma manera, ya que depende de cada uno, pero sí hay que tener en cuenta ciertas cosas para que sea lo más llevadero posible ya que, especialmente en el caso de que tengas pensado estar fuera por mucho tiempo, dejarás atrás aquello a lo que has estado acostumbrado siempre, para enfrentarte a algo completamente nuevo y diferente.

El momento de la despedida supone un punto y aparte respecto a todo lo que habías hecho antes y todo lo que habías conocido hasta el momento; tanto tu ciudad, como con quien habías estado hasta el momento, englobando a familia y amigos.

Es difícil explicar este momento ya que es una mezcla de sensaciones: tristeza, incertidumbre, impaciencia, emoción… Algo difícil de comprender si no se vive en primera persona.

Y es que para las personas, cualquier cambio de estas (enormes) características supone una crisis ya que tendremos que comenzar de cero en una ciudad, como Londres, totalmente desconocida para nosotros.

A partir de ese momento comenzaremos a percibir la pérdida de lo que dejamos atrás ya que debemos tener en cuenta que hasta ese momento, siempre hemos compartido el mismo entorno; algo que cambiará a partir del momento en el que empieces a vivir en Londres.

Intenta tomarte esta despedida como un “hasta pronto”, nunca un adiós, porque siempre existirá un vínculo hacia tu ciudad, e inevitablemente, hacia tu familia y amigos, y por ellos (y evidentemente por ti), asimila que volverás, ya sea de visita o definitivamente.

Procura no agobiarte con los cambios. Sabemos que es fácil decirlo, y no tan fácil ponerlo en práctica, pero piensa que la decisión de vivir en Londres es algo que has tomado tú y que haces porque sabes que es la mejor opción para lograr éxito en tu futuro. Sabes que esta experiencia te aportará cosas (aunque todavía no sepas cuáles), que ninguna otra alternativa podría proporcionarte.

Por ello, tómate este proceso de cambio con calma y disfruta del momento. Vivir en Londres merece la pena ser vivido desde los ojos de cada uno.

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the bookyourtravel internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Your email address will not be published. Required fields are signed with *

*
*