Alquiler de inmuebles

Siempre es aconsejable llegar a Londres con el alojamiento ya organizado.  Dar vueltas por Londres buscando alojamiento a la llegada no es nada aconsejable.

En Londres encontrarás una gran oferta de pisos, casas y habitaciones para alquilar pero !tienes que estar preparado a que te cueste! Si te apetece tener un alojamiento independiente y vas a estar en Londres más de 6 meses podrás optar a un alquiler que tenga un contrato largo. La mayoría de los inmuebles están amueblados y para alquilar algo independiente tendrás que tener un contrato de trabajo o poder pagar al menos 6 meses de alquiler por adelantado.

Dependiendo de la zona, una “bedsit” decente te costará entre unas £150 semanales, una habitación decente en una casa o en un piso entre a partir de £110 y un piso de 1 habitación decente a partir de las £200 semanales más todas las facturas. La opción más económica es la “bedsit” que suele ser una habitación con lavabo y, a veces, un hornillo en una casa/piso donde compartes el baño con las otras bedsits. Normalmente el alquiler incluye el agua y el gas y la electricidad se suele pagar con un contador que funciona con monedas (como puede pasar en algunos pisos).

Alquilar una habitación en un piso/casa suele ser la mejor forma de conocer gente. La mayoría de los caseros (si son decentes) querrán ver referencias de los sitios donde te has alojado.

Cualquiera que sea la opción que elijas, normalmente tendrás que pagar 1 mes de alquiler por adelantado y una fianza que se te devolverá a la salida. Puede que te hagan firmar un contrato de 6 meses o un año. No es aconsejable alquilar una casa/piso sin este tipo de contrato. Asegúrate de que tus derechos están protegidos. Lee todas las cláusulas antes de firmar. Averigua si tienes que pagar el “council tax” (un impuesto que pagan todos los habitantes británicos) o si está incluido en el alquiler y comprueba el estado de todos los aparatos y si su mantenimiento está incluido en el alquiler. Deberías hacer un inventario a tu llegada, anotando cualquier desperfecto que encuentres. Es aconsejable que se lo indiques al casero por escrito para que no te cobre luego. Ten en cuenta que tendrás que pagar por la licencia de la televisión (£131.50 al año y obligatoria).

Hay muchas agencias en Londres que te ofrecen un servicio de búsqueda de alojamiento. Muchas son gratuitas pero la mayoría cobran altos honorarios para buscarte o incluso enseñarte el inmueble. Piénsatelo dos veces antes de entregarles tu dinero. A veces lo que te enseñan es una pocilga. Es aconsejable, si no tienes otra alternativa, recurrir a las inmobiliarias. No te cobran pero los inmuebles que tienen suelen ser más caros. La mayoría de sus inmuebles son para estancias largas (mínimo 6 meses) pero pueden tener inmuebles para estancias cortas.

Asegúrate de que tu alojamiento tiene un detector de humos y un detector de calor en la cocina. 200 personas mueren todos los años en bedsits debido a la falta de estas precauciones. Tu casero está obligado a tenerlas. Evita, si puedes, tener una cocina de gas en tu habitación (muchos ayuntamientos las están prohibiendo en las habitaciones).

Ponte en contacto con el Citizens Advice Bureau local para que te asesoren gratuitamente si tienes cualquier problema o quieres comprobar tus derechos.