De Turismo por Reino Unido – Edimburgo (I)

Royal Mile, Edimburgo

Todos sabemos que Londres es una ciudad grandísima, inmensa, en la que conviven, cada día, más de 8 millones de personas. Por este motivo, así como por su gran variedad cultural, conviviendo la más pura tradición británica con la más moderna de las modas, encontrarás en ella miles de planes para llevar a cabo. Pero a pesar de esto, no te voy a hablar de Londres en este post, sino de Edimburgo, una alternativa a Londres, una ciudad que no te dejará indiferente.

Tanto si has decidido estudiar inglés en Londres o ir a trabajar a Londres, Edimburgo puede ser un buen destino si te apetece ver una ciudad completamente diferente y disfrutar de unos días alejado de Londres.

A unos 600 km al norte de Londres se encuentra Edimburgo, Edinburgh para los anglosajones, capital de Escocia. Es una ciudad distinta y con cierto toque de novela negra.

La ciudad cuenta con aproximadamente 500.000 habitantes, y como nota general, en cuanto a la climatología no varía mucho de la londinense, salvo por el viento, algo característico en Escocia. Ademas, si has decidido ir a estudiar inglés en Londres, te darás cuenta de que el acento en esta ciudad, es algo diferente, así que ves acostumbrándote.

Nada más llegar a la ciudad puedes ver, en lo alto de la colina que se encuentra en el centro de Edimburgo, su famoso Castillo. Es un castillo completamente diferente a los que estás acostumbrado a ver en España, este no cuenta con almenas ni torreones, sino que está compuesto por diferentes edificios, todos ellos rodeados por la muralla. Al verlo llama la atención su color oscuro, pero después te darás cuenta de que prácticamente todos los edificios de la ciudad tienen la misma tonalidad.

El Castillo es una de las características de Edimburgo, pero también lo es la Royal Mile, la calle que cruza toda la zona antigua de la ciudad, y a través de la cual podrás adentrarte en innumerables callejones (closes) como el de Mary King, el más popular. Un dato curioso es la longitud de esta peculiar calle, 1.814,2 metros, coincidiendo con la milla escocesa, una medida poco conocida.

Tu paseo por esta calle comienza al salir del Castillo, en la zona de Castlehill y Castle Esplanade, siendo ésta el origen de la ciudad de Edimburgo.

Siguiendo tu paseo, Lawnmarket es el siguiente tramo. Esta parte tiene como distintivo el Banco de Escocia.

Andando sobre los adoquines de esta peculiar calle, pero ya en el tramo de High Street, también podrás ver la Catedral de St Giles y, justo a sus pies, el Corazón de Midlothian, sobre el que debes escupir si quieres tener buena suerte.

Tu camino sigue por la Royal Mile, hasta que llegas a “El fin del Mundo”. Tranquilo, no te asustes, que el mundo no termina aquí, pero sí lo hacía justo en ese punto hace siglos. En esta zona, conocida como Canongate, podrás ver unos adoquines de color dorado, diferentes al resto, sobre la calle, que señalan donde estaban las antiguas puertas de la ciudad. De puertas para adentro, estaba Edimburgo, al otro de la muralla, el resto del mundo. Para los propios edimburgueses el mundo, su mundo, terminaba en esas puertas de la muralla, porque quien salía por esa puerta, probablemente nunca volvía a entrar.

Si después de andar todo este camino desde el Castillo necesitas reponer fuerzas, encontrarás pubs en los que podrás hacerlo, incluido uno con el mismo nombre, “The World´s End”.

El camino continúa hasta llegar a Abbey Strand, donde se encuentra la Plaza del Parlamento. Llegarás hasta el Palacio de Holyroodhouse, residencia oficial de la Reina de Inglaterra en Escocia.

Desde este punto, y terminando tu paseo por la Royal Mile, podrás ver el famoso Arthur’s Seat, el pico principal de un grupo de colinas que forman el Holyrood Park. Respecto a su nombre existen dos teorías: una de ellas es que su nombre es una derivación de las leyendas del Rey Arturo, y la otra es la evolución de la palabra de Archer’s Seat, haciendo referencia al asiento del arquero, ya que desde este punto se llevaba a cabo la defensa de la ciudad hace siglos.

Si aún te quedan fuerzas, puedes subir a la colina, y desde la cima disfrutarás de unas increíbles vistas de la ciudad de Edimburgo, viendo el paseo que acabas de recorrer, la Royal Mile.

Un comentario

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the bookyourtravel internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Your email address will not be published. Required fields are signed with *

*
*