Belfast: Un Encanto Diferente

vivir en Londres

Reino Unido no es solo Londres, o Brighton, o Edimburgo, u Oxford; Reino Unido cuenta con muchas ciudades que merece la pena visitar, tanto por la propia urbe como por sus alrededores. Y Belfast es una de ellas.

Belfast es la capital de Irlanda del Norte, y tiene un encanto especial del que no podrás disfrutar en ninguna otra ciudad del país. Si quieres vivir en Londres, es una excelente opción para escaparte un par de días y dejar a un lado la ciudad, por otra en la que lo moderno y alternativo se juntan con lo clásico y tradicional.

Por ello, nosotros en nuestro post de hoy te hablamos de todo lo que tienes que ver en esta ciudad, que se encuentra a menos de una hora en avión de Londres.

  • Murales de Belfast. Es una de las visitas obligatorias en la ciudad. Estos murales que recorren la ciudad y ocupan cualquier pared vacía, son el fiel reflejo de los conflictos políticos y religiosos que vivió Irlanda del Norte. Según una zona u otra podrás disfrutar de los murales característicos de cada grupo; en Falls Road del grupo católico y en Shankill Road de los protestantes.
  • Cathedral Quarter. Esta zona de la ciudad, situada entre la Royal Avenue y el Dunbar Link, es el centro cultural de Belfast. Cada año tienen lugar en este espacio una gran cantidad de eventos dedicados a todos los públicos, tanto al aire libre como en los muchos pubs y hoteles que se encuentran en la zona.
  • Titanic Belfast. La capital de Irlanda del Norte fue la ciudad elegida para construir el famoso transoceánico. Por ello, en Belfast se edificó este increíble museo, como homenaje a todos los que contribuyeron a su construcción, a los viajeros, y a la propia ciudad en general por haber sido capaz de llevar a cabo la creación de este increíble gigante de los mares. En las instalaciones del museo podrás ver las reconstrucciones de camarotes, las salas de máquinas o cómo fue el proceso de su construcción, así como pequeñas historias de muchos de los que formaron parte de esta historia.
  • Castillo de Belfast. El Castillo del que se puede disfrutar hoy en día en Belfast no es el que dominó la ciudad a lo largo de su historia, dado que fue quemado en el siglo XVIII, lo que obligó a reconstruirlo, en el lugar en el que se encuentra el actual, que data de 1800. Del antiguo castillo solo quedan algunas calles con los nombres. El castillo parece más bien un lujoso palacete, pero aun así cuenta con un gran encanto, especialmente en sus jardines. En ellos se refleja la importancia que se le ha dado a la leyenda del gato blanco, según la cual los habitantes del castillo tendrán suerte mientras este animal viva entre sus muros.
  • Queen’s University. Esta universidad, del siglo XIX, probablemente sea una de las universidades más importantes del país. Además, es un edificio que merece la pena visitar por su peculiar e imponente apariencia.
  • El Big Ben. Como lo lees. Si has decidido vivir en Londres, cuando llegues a Belfast también contarás con este reloj en la ciudad; eso sí, bastante más pequeño.
  • La Calzada de los Gigantes. Conocida en el país como Giant’s Causeway, se encuentra en la costa nororiental de Irlanda, a 3 kilómetros aproximadamente de Bushmills. Si visitas Belfast, es una de las paradas obligatorias en tu itinerario a unas 2 horas en coche de la capital. La zona es un paraje natural que cuenta con 40.000 columnas de basalto, dando a la zona un aspecto de “colmena” muy característico. Podrás disfrutar de todo ello a orillas del mar y rodeado de un ambiente natural inigualable, mientras escuchas la leyenda que rodea la formación de este paisaje, protagonizada por dos gigantes, uno escocés y el otro irlandés.
  • Puente de cuerda Carrick-a-Rede. Si has decidido hacer una visita a los gigantes comentados en el punto anterior, aprovecha y visita este puente. Colgado a más de 30 metros de altura y situado en la costa del norte de Antrim, no deberás pensarlo mucho si quieres cruzarlo, ya que su balanceo podría echarte para atrás. Pero también te decimos que disfrutarás de una sensación y unas vistas inigualables.

Como podrás haber comprobado, Belfast no es una ciudad sin más; es tradición y modernidad, que te permitirán disfrutar de sus atracciones más características, así como de paisajes y experiencias únicas.

Así que si quieres vivir en Londres, pero tienes unos días libres y te apetece explorar Reino Unido, no lo pienses más y vete a la isla vecina.

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the bookyourtravel internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Your email address will not be published. Required fields are signed with *

*
*